bitacorAfricana. Viaje al continente negro

El 11 de noviembre nos embarcamos en un viaje de casi siete meses que nos llevará desde Marruecos a Sudáfrica. Hemos pensado este espacio para compartir los preparativos y experiencias de nuestra particular travesia africana. Nos encantaría recibir consejos, comentarios, relatos de otros viajeros, etc. Para escribir en este blog sólo hay que hacer click en "comments".También podés escribirnos a bitacorafricana@yahoo.es

viernes, junio 23, 2006

La despedida

Hace dias que vengo pensando en la despedida, como empezar a despedirme de Africa. En seguida se me in stala ese nudo en la garganta y me faltan las palabras.
Estos siete meses y medio han sido muy intensos, ahora los recuerdos y sensaciones se mezclan y parecen siglos atras nuestros primeros dias en Marruecos.
Hemos recorrido mas de 30.000 km por los caminos de Africa, hemos visto pobreza y riqueza. Hemos dormido en bares, restaurantes, canchitas de futbol, aulas de escuelas, techos, patios, playas y en el medio de ninguna parte, alli donde, simplemente, no hay nada.
Hemos visto ciudades despertarse muy temprano, antes del alba y escuchado el canto de los imanes que llaman a los hombres para las oraciones. Hemos visto el despertar de peque~nas aldeas, los gallos y los ruidos del campo, las mujeres encendiendo el fuego y llendo a buscar agua, los ni~nos chiquitos, medio desnudos y descalzos. Levantarse temprano para aprovechar la luz y escaparle al calor.
Hemos ido a los mercados. Hay mercados y hay mercados, hay mercados que son un festival de color, monta~nas de tomates, bananas, anana, mango y papaya, cebollas, espinacas, mandioca, casava y especias. Hay otros mercados donde casi no hay nada, una mujer vende en esta esquina cinco tomates diminutos; otra, cuatro cebollas y dos pimientos descoloridos, una tercera ofrece una peque~na monta~nita de granos de maiz. Nos preguntamos como vive esta gente, que comen. Esta es el Africa que se define en dos estados: sequia y hambruna o bien inundacion y hambruna. Alli hemos visto la sombra de la malaria, gente perdida, delirando, los ojos vacios. Muchas veces los ojos de los chicos estan llenos de moscas.
De nuevo los recuerdos parecen infinitos y a mi me faltan las palabras, se hace dificil despedirme y mas dificil todavia contar lo que hemos visto y sentido durante este viaje. Hay, sin embargo, dos recuerdos insistentes. Son aldeas al costado del camino, en Ghana, Camerun y Angola, aldeas donde es asombrosa la cantidad de chicos. El camion para y alguien se baja corriendo con una pelota, todo se transforma, la aldea entera es ahora una cancha de futbol sui generis, cientos de chicos descalzos corren detras de la pelota, no hay arcos, no hay reglas, hay risas.
El otro recuerdo son las mujeres, van vestidas con pa~nos de colores, trabajan el campo, encienden el fuego, acarrean el agua, consiguen la comida para ese dia, esa olla, cocinan y venden en los mercados. Las mujeres que hacen que Africa se despierte y se mueva cada dia. Las veo caminando kilometros, llevando inmensos bultos en la cabeza y bebes a sus espaldas. Nos miran, se rien, que piensan de nosotros, de mi que viajo tan liviana?, que piensan de esta vida de esfuerzo extraordinario que les toca vivir? Nosotros ensayamos respuestas, ellas tal vez no tengan tiempo de pensar en eso, estan llevando Africa, un mundo aparte, envuelto en un trapo sobre sus cabezas.

7 Comments:

  • At 2:23 p. m., Anonymous Anónimo said…

    También nosotros tenemos que ensayar una despedida, porque también se nos termina este maravilloso viaje viartual, gracias chicos por llevarnos con ustedes... ahora ya los comenzamos a esperar, a ustedes y a tantas historias que les haremos contar. Mientras tanto, un pequeño mensaje a todos los compañeros anónimos y no, que han compartido conmigo este fantástico viaje desde la compu, muchas gracias también por estar con el comentario y che... despidanse también, que ultimamente están disfrutando pero en silencio... los chicos nos han dado momentos maravillosos... Salud a todos... Hugo

     
  • At 5:15 p. m., Blogger Nosotros said…

    Como siempre, si a nosotros nos faltan las palabras, puedo imaginarme la desesperación de la Lau. Puedo imaginarme también la desconcertada alegría de Mariano rodando cuesta abajo con Bagueni... y hasta casi puedo decir que un poquito de Africa se coló por las ventanas de nuestra casa para acariciarnos con vuestra amistad y ganas de vivir esta aventura. Creo que sí, que debemos despedirnos de este viaje virtual, pero por suerte esta despedida es sólo un ensayo para la bienvenida a esta Villa en la que vivimos tanto, ni mejor ni peor, supongo, sólo pedacitos de vida, con mi Amigo (con mayúsculas)Mariano a quien nos dimos el gusto de "gastar" en cada post, con esta sana envidia y el amor sincero que les tenemos. Gracias, chicos. GRACIAS.
    Vic, Martin y Glo

    Lau:
    Siempre comenzaba mi día como cualquier mamá, cualquier trabajadora y ama de casa que trata de llevar la familia adelante, y al llegar la noche, cansada, o con algún inconveniente como no tener agua por un día, rezongando, y agotada escuchaba las vivencias de ustedes y acerca de las mujeres de Africa (que quizá con mi edad o tal vez más pequeñas, se encontraban con dificultades mucho más grandes y en algunos casos, sin la comprensión de sus compañeros), y me daba cuenta que me tocaba llevar la carga más liviana, y admirando desde el corazón tanto a las mujeres de Africa como a su corresponsal que nos enseñó a querer a ese continente, les mando un beso enorme a ella y a todas las mujeres y madres que pelean cada día por un mundo mejor.

    Gloria y Vic.
    (espero que pronto nos coozcamos)

     
  • At 10:42 a. m., Anonymous Anónimo said…

    Hola! Yo no os conocía de nada, pero un día caí por suerte en vuestra bitácora, y por más suerte aún, en vuestro primer día de viaje. Ahora es como si os conociera un poquito a través de los relatos. Os he seguido por esa África que fascina, asombra, inquieta, indigna... Habéis conseguido que me emocione, se me ha puesto la piel de gallina con más de una historia, enfin, que quería dejaros estas líneas para haceros saber que aquí tenéis una gran admiradora. Gracias por los relatos y espero que no se haga muy dura la "readaptación al medio".
    Un saludo desde Barcelona,
    Natalia

     
  • At 2:38 a. m., Anonymous Anónimo said…

    hola chicos ha sido un gusto seguirlos en este maravilloso vije, quizas sin comentar mucho.
    les deseo lo mejor y un buen regreso a casa.
    un beso grande
    ceci b

     
  • At 12:17 a. m., Anonymous Anónimo said…

    Tarde pero seguro...

    Ya los vi y están enteros...fue maravilloso verlos con Africa en los ojos después de la vuelta...

    Han sido unos meses bellísimos leyendo cada relato, viendo cada foto, imaginando cada trozo de tierra africana con sus gentes, sus niños, sus calores y sus sudores...

    Me dejan mucho con vuestro viaje...sobre todo mucha fuerza para continuar y saber que nuestra realidad no es la única, ser más agradecida con la vida y tener la certeza absoluta de que nuestra amistad no tiene fronteras.

    Gracias,
    Patsy

     
  • At 2:23 a. m., Anonymous Anónimo said…

    me parecio muy interesante y rico si quieren escribanme@hotmail.com

     
  • At 2:04 p. m., Blogger RA said…

    Vaya viaje no? Esto si que es viajar y descubrir un país. Me gusta ver gente que viaja de esta manera.

    Me han encantado las fotos con los gorilas...

    Felicidades,
    Ra

     

Publicar un comentario

<< Home