bitacorAfricana. Viaje al continente negro

El 11 de noviembre nos embarcamos en un viaje de casi siete meses que nos llevará desde Marruecos a Sudáfrica. Hemos pensado este espacio para compartir los preparativos y experiencias de nuestra particular travesia africana. Nos encantaría recibir consejos, comentarios, relatos de otros viajeros, etc. Para escribir en este blog sólo hay que hacer click en "comments".También podés escribirnos a bitacorafricana@yahoo.es

lunes, mayo 29, 2006

HISTORIAS MINIMAS: El ratero perseverante

POINTE NOIR, CONGO. DOMINGO 27 DE MARZO DE 2006. MERCADO CENTRAL. 9:30 AM, 30 grados, despejado.
Entramos por una de las calles principales, necesitamos pan, verduras y algo de fruta, el almuerzo nada mas.
Al poco rato, notamos que el mercado esta muy concurrido, se hace dificil avanzar. De repente, el hormiguero de gente se detiene y en ese instante, una persona, como queriendo pasar por detras, me agarra de ambos brazos. Otra, en frente, se agacha y, en ese momento, siento una mano en el bolsillo, hurgando, por suerte no llevaba nada conmigo, mas que una bolsita de jabon en polvo recien comprada, y mientras le sacaba la mano de mi bolsillo le regale un par de insultos en castellano, que no necesitaban traduccion. Un poco sorprendidos, continuamos el paseo.
Mariano
9:20 AM, 30 grados, despejado.
Alguien me agarra firmemente los dos brazos, quiero avanzar pero mi pierna derecha choca con algo en el piso, es un tipo que parece estar atandose los cordones. Mientras tanto, tres dedos se acercan en camara lenta a mi bolsillo izquierdo. Pego dos gritos, Mariano se vuelve hacia mi ylos ladrones se pierden entre la gente.
Laura.
9:32 AM, 33 grados, el sol pega fuerte.
Se repite, de nuevo, la misma dinamica, solo que ahora es toda mas lento (tal vez pr el calor...)
El factor sorpresa ya no da resultado: Laura da la voz de alarma y yo empujo, suavemente, al tipo que esta agachado provocando su caida y una estruendosa carcajada de todos los presentes, vendedores de los puestos cercanos, transeuntes, victimas potenciales y los mismos ladrones.
Mariano.
9:45 AM, 33 grados, se hace dificil respirar
Cuarto y ultimo intento fallido. Ya no tiene gracia, resignados, dejamos que comprueben que no llevamos nada en los bolsillos. Minutos despues nos retiramos del mercado en perfecto orden. Compramos: tres tomates, una palta, dos huevos y pan.

4 Comments:

  • At 1:11 p. m., Anonymous Anónimo said…

    Laura y Mariano, tratando de elegir a los mejores delincuentes para importar - ya que los productos foraneos reemplazan a los nacionales- creo que estos son buenos delincuentes para traer al país, si hay que ser robados, como indefectiblemente nos pasa aquí, prefiero esa manera, digo... muy parecida a la que me ocurrió en Brasil... aunque no confío en los delincuentes de Brasil, ya sabenos lo que pasó en San Pablo... de modo que por ahora estos rateros del mercado, parecen la mejor solución... cariños, disfruten y sigan haciendonos disfrutar a nosotros... aunque también nos preocupan... claro un poco de cal y otro poco de arena... Hugo

     
  • At 1:35 p. m., Blogger Nosotros said…

    Bueno gentuza... Seguimos disfrutando de cada paso que dan, esperar el mail que llama a visitar el blog se nos ha hecho una necesidad, ya sabemos: somos animales de costumbre. No veo las horas de estar intercambiando opiniones, poniendonos al día, y tomando mates. Bueno... Sigan disfrutando todo, que las impresiones esas no sólo van a quedar en el blog, ni en ustedes, sino en todos nosotros que los visitamos día a día.. (y quién sabe los que pasarán...)

     
  • At 2:11 p. m., Anonymous JUAN PABLO ZOBIAN said…

    A Mariano justamente le querian sacar algo,JAJAJA Pobres chorros..

     
  • At 5:17 a. m., Anonymous Anónimo said…

    Ehhhhh!!!! Les digo una cosa, para lo que vengo escuchando en el tema en cuestión, UNOS CABALLEROS LOS "LADRONES"!...aparte, ante todo el humor, esa es la actitud. Les mando un beso grande y que no opaque, es que hay que vivirlas todas...y con todo lo que ha pasado hasta ahora, venian invictos, no?. Cuidense, los quiero mucho, Sole.

     

Publicar un comentario

<< Home