bitacorAfricana. Viaje al continente negro

El 11 de noviembre nos embarcamos en un viaje de casi siete meses que nos llevará desde Marruecos a Sudáfrica. Hemos pensado este espacio para compartir los preparativos y experiencias de nuestra particular travesia africana. Nos encantaría recibir consejos, comentarios, relatos de otros viajeros, etc. Para escribir en este blog sólo hay que hacer click en "comments".También podés escribirnos a bitacorafricana@yahoo.es

viernes, marzo 24, 2006

Congo: fuego en el mar

Estamos en Pointe Noir, Congo, hemos tardado casi seis dias en recorrer 600 km. Y es que en Africa poco importa si son 200 o 1000 km, hay tantas otras cosas que hacen la diferencia, por eso ya no preguntamos cuantos km faltan para llegar, la pregunta es, cuantos dias crees que nos tomara llegar a…
Al poco rato de cruzar la frontera con Gabon, nos encontramos con suaves y verdes colinas que recuerdan el norte de Italia pero que no tiene absolutamente nada que ver con la imagen mental que teniamos de Congo.
El estado de las carreteras es realmente malo y despues de preguntar a los locales se decidio tomar una carretera secundaria construida por las empresas que exportan madera. La ruta es de tierra y solo transitada por camiones enormes que cargan entre seie y ocho troncos de 1,5 a 2 m de diametro.
A medida que nos adentramos nos sentiamos reconfortados porque finalmente alli estaba todo: las sierras altas, el bosque tropical y la niebla, la foto mental que teniamos del Congo. Claro que tambien estaban la lluvia y el barro, que nos obligaron a esperar 19 horas, acampando en esta ruta sin banquinas,a que pase la tormenta y el sol nos devolviera un camino transitable. Despues nos quedamos atascados y los camiones de madera nos tuvieron que ayudar a sacar a nuestro Freakshow del barrial.
En una de las aldeas que cruzamos, paramos en un pequeño mercado a comprar algo de fruta y un señor me pidio que le sacara una foto, lo hice y despues, como reaccion en cadena, todos querian una foto, la señora del pescado, los del almacen, la panaderia, las mujeres de la palta y las bananas, y los chicos, que siempre son montones… todos querian posar, verse (el milagro de las digitales) y reirse a carcajadas.
Finalmente llegamos a Ponte Noir, aqui el mar nos recibio furioso con olas inmensas y apuradas, y cuando anochecia vimos que, en la linea del horizonte, del agua salia fuego, no uno sino mas de diez fuegos naranjas y luminosos. Son las plataformas petroliferas que se pueden ver a lo largo de toda la costa. Y de nuevo el contraste y la incoherencia, un pais rico en petroleo con carreteras tan desastrozas como las que hemos transitado y aldeas sin luz, agua corriente, sin gas.