bitacorAfricana. Viaje al continente negro

El 11 de noviembre nos embarcamos en un viaje de casi siete meses que nos llevará desde Marruecos a Sudáfrica. Hemos pensado este espacio para compartir los preparativos y experiencias de nuestra particular travesia africana. Nos encantaría recibir consejos, comentarios, relatos de otros viajeros, etc. Para escribir en este blog sólo hay que hacer click en "comments".También podés escribirnos a bitacorafricana@yahoo.es

miércoles, enero 11, 2006

En Ghana, Gospel y demas

Al cruzar la frontera con Burkina Faso y entrar en Ghana en pocos kilometros todo cambia. Atras queda el arido Sahel y los gigantes bao-bas que dominaban el paisaje. Ahora todo es cada vez mas verde, cada vez mas frondoso, palmeras altisimas, arboles enormes, verde por todas partes haciendo contraste con la tierra roja y fertil. Las casas son tambien de barro y paja pero ya todo es distinto, estamos en el Africa subtropical.
Ghana huele a anana, papaya, platano asado y sandia, tambien huele a podrido y a basura. Ahora el entorno es humedo. Hace apenas dos dias la piel se me secaba y quedaba casi cortajeada, usabamos cremas y lociones varias veces al dia, pero nada era suficiente al poco rato la piel estaba igual de seca. Ahora todo eso ya es pasado, hay mariposas por todos lados y a cada rato nos da la sensacion de que va a llover y cuando llueve se cae el cielo y el viento sopla fuerte y parece que llego el diluvio universal, pero no, porque media hora despues todo se seca, sale el sol y los mosquitos acechan.
El color es agobiante. Empieza a pegar fuerte a las 11 am y sigue implacable, con un sol que raja la tierra, hasta las 3:30 pm. Cuando nos toca un dia de ruta, nos ponemos en la ventana y el viento caliente nos golpea en la cara. Pero cuando estamos en alguna aldea o ciudad es mas dificil, caminar es agotador y no es nada facil encontrar una sombra libre donde descansar.
Cuando el calor aprieta fuerte y tenemos sed, buscamos algun chico en bicicleta con una heladera, el vende agua en bolsitas, es medio litro de agua mineral envasada en una bolsa de plastico. Y es que aqui, muchas cosas se venden en bolsitas de plastico: yogurt y jugos por ejemplo. Si queremos comer un anana, buscaremos a las/os vendedores ambulantes que llevan en la cabeza una gran bandeja con la fruta, ellas/os pelaran el anana y lo cortaran en trozitos, lo pondran en una bolsita y nosotros podremos ir comiendo nuestra fruta mientras seguimos caminando. De igual modo si queremos pan con manteca, galletitas o agua de coco.
Parece que la gente en Ghana es muy espiritual, aqui el 80 por ciento de la poblacion es cristiana y hay un bajo porcentaje de musulmanes, sobre todo en el norte mas cerca de Burkina. Aqui hay iglesias por todos lados, esta la iglesia prebisteriana, la del septimo dia, la del jesus del buen amor, y una larga lista. Y me diran ustedes que tiene eso de raro o diferente. Nada. Y todo. Porque cuando uno camina por cualquier ciudad o aldea de Ghana los nombres de las tiendas y negocios nos llaman la atencion, leemos: Dios es uno solo, Peluqueria; Jesus me ama, Carniceria; Confiamos en Dios, Taller mecanico; Quien es libre, restaurante, y miles mas. Todos indicandonos que detras hay un universo espiritual aparte e increiblemente rico.
No me habia pasado antes en ningun otro lugar, ir a comprar fruta o entrar en una tienda y pasados apenas unos minutos de conversacion con el vendedor/a aparece la pregunta: Musulmana o cristina?
Anoche estabamos cocinando y empezamos a escuchar que un coro cantaba gospel, dejamos lo que estabamos haciendo y nos fuimos al edificio del lado siguiendo la musica y esperando encontrar una misa, en una iglesia y un gran coro. Nada de eso. Era una vieja escuela, un aula con bancos gastados de madera oscura y alli, diez personas conunas voces increibles cantando gospel y marcando el ritmo con las palmas. Entramos y nos sentamos al fondo del aula, encantados. Nos recibieron con sonrisas y no dejaron de cantar. En el pizarron estaban escritas en dialecto local algunas letras de las canciones gospel. Despues, supimos que eran parte del coro de la iglesia de la esquina, ensayaban para el domingo. Y
Estamos en Kumasi, y ayer fuimos al mercado, es quiza el mercado mas grande del oeste de Africa, y es toda una experiencia visitarlo. Creo que no exagero si les digo que meterse en el medio del mercado de Kumasi, a las 12 del mediodia, es para el extranjero, un acto casi temerario. Ya les contare...
Nota: Este teclado tampoco tiene acentos...